InicioMundoCon el 9,1% interanual, la inflación marcó en agosto un principiante récord...

Con el 9,1% interanual, la inflación marcó en agosto un principiante récord en la Eurozona

La inflación interanual en la Eurozona marcó en agosto el noveno récord interanual consecutivo desde la creación de la divisa común al ubicarse en el 9,1%, dos décimas por encima del mes anterior y cuatro veces por encima de la portería fijada por Banco Central Europeo (BCE), según los datos preliminares publicados por el instituto de estadísticas europeo Eurostat.

El nivel implica una intensificación de la tasa inflacionaria en los 19 países que utilizan el euro, con 9 de ellos registrando tasas individuales de doble digito. Una situación que disparó nuevas señales de alerta, que se intensificaron al conocerse que la evolución del nivel general de los precios minoristas marcó un incremento del 0,5% en agosto con relación al 0,1% de julio.

Al igual que viene sucediendo desde hace varios meses, la cifra anualizada no se había registrado nunca desde el comienzo de la serie en 1997 y es inédita en la historia de la moneda común. Entre los diversos componentes de la inflación, la energía siguió liderando la suba, con un alza del 38,3% interanual, nivel que implica una ligera baja contra el 39,6% del mes pasado.

Pese al leve descenso del ítem energético, los precios de los alimentos en general continuaron acelerándose al marcar un 10,6% -contra el 9,8% de julio-, aunque la apertura del rubro marque una baja del 11,1 % al 10,9 % de los productos frescos. Una dinámica que no alcanzó a limpiar en el nivel general los incrementos interanuales del 5% en los bienes industriales y del 3,8% de los servicios, dos renglones que también mostraron leves aceleraciones.

Según los analistas, el horizonte no es el mejor. La inflación núcleo en agosto fue del 4,3%.La medida, que despeja los precios volátiles de la energía y de los bienes y servicios con variaciones estacionales, suele tomarse como un indicador de lo que se conocen como “inflación dura”, o “subyacente”, una señal que anticipa la futura evolución del nivel general de los precios minoristas.

Los expertos subrayan que la inflación núcleo de agosto fue 3 décimas superior a la de julio, lo que estaría indicando que la suba de los precios se está extendiendo a más áreas de la actividad económica y va más allá de los problemas de suministro de gas que atraviesa Europa y la suba internacional de los precios de los commodities.

La desagregación de los datos informados por Eurostat señalan que los principales afectados por la ola inflacionaria son los países bálticos, con registros interanuales del 25,2% en Estonia, del 21,1% en Lituania y del 20,8% en Letonia. La inflación también se siente con fuerza en los Países Bajos y Eslovaquia, con aumentos interanuales del 13,6% y 13,3%, respectivamente. Entre las principales economías del bloque, España sigue liderando (10,3%), seguida por Italia (9%), Alemania (8,8%)y Francia (6,5%).

Los datos de agosto aumentan la presión sobre el Banco Central Europeo (BCE). La entidad anunció en julio una primera suba de sus tasas de referencia del 0,5%, decisión que puso fin a ocho años de tasas negativas. La próxima reunión del Consejo de Gobierno del BCE será el próximo jueves y si bien se espera una nueva suba de otro medio punto porcentual, en los últimos días algunos de sus miembros especularon con un alza más agresiva, como las concretadas por la Reserva Federal estadounidense (FED) en las últimas dos ocasiones.

“Existe una necesidad urgente del Consejo de comportarse de forma decisiva en su próxima reunión para combatir la inflación. Necesitamos una fuerte alza en las tasas en septiembre, y más pasos en ese sentido son esperables en los próximos meses”, subrayó el presidente del Bundesbank alemán, Joachim Nagel, tras conocerse el dato de agosto, según la agencia de noticias Bloomberg.

No obstante, el BCE hasta ahora mantuvo una posición cautelosa ya que pretende encaramarse las tasas para bajar la inflación y, al mismo tiempo, evitar una recesión que podría verse intensificada en el caso de que Rusia finalmente apagón el suministro de gas natural a Europa en el próximo invierno boreal en el marco de una guerra entre Moscú y Kiev que no tiene solución la vista.

inflacióneconomíaEuropaeuroBanco Central EuropeoBCE

ARTÍCULOS RELACIONADOS

leer también