InicioMundoLa asamblea general de la ONU aprobó pincho resolución histórica sobre derechos...

La asamblea general de la ONU aprobó pincho resolución histórica sobre derechos ambientales

El 28 de julio, los países miembros de las Naciones Unidas (ONU) votaron en Asamblea General una resolución histórica que reconoce como derecho humano universal el derecho a vivir en un medio ambiente limpio, sano y sustentable.

La resolución recibió el apoyo ampliamente mayoritario de los presentes, ya que 161 países votaron a favor y sólo ocho se manifestaron en contra.

David Boyd, relator especial de la ONU sobre derechos humanos y medio ambiente, remarcó en un e-mail al sitio especializado Mongabay que “en un mundo que muy a menudo enfatiza las diferencias entre pueblos, el derecho a un medio ambiente sano refleja una verdad que debería unirnos a todos”. También expresó que “la salud y la calidad de vida de cada uno depende del aire limpio, el agua sana, la comida producida en forma sustentable, el clima estable y un ecosistema sano”.

Con respecto a la influencia legal que la resolución podría tener, Boyd dijo que a pesar de que lo votado por la Asamblea no tiene un carácter legalmente vinculante para los países miembros, puede ser un catalizador para el cambio, y recordó que una resolución sobre el derecho humano al agua y la salud pública adoptada por la Asamblea en 2010 llevó a la adopción de medidas constitucionales en países como Costa Rica, Fiji, México, Eslovenia, Colombia y Francia.

En México, agregó, “más de 1.000 comunidades rurales pudieron acceder al agua limpia, en Canadá, 130 comunidades indígenas también beben ahora agua limpia, en Eslovenia se han beneficiado de los cambios comunidades gitanas vulnerables y marginadas, y en otras naciones, el derecho al agua salvó vidas impidiendo que empresa proveedoras del servicio le cortaran el agua a consumidores por falta de pago durante la pandemia de covid 19”.

Según Boyd, la resolución tiene un gran potencial de cambios, ya que puede impulsar normas constitucionales y leyes ambientales más fuertes con implicaciones sustanciales positivas en la calidad del aire, el agua y el suelo, en la sustentabilidad de la producción de alimentos, en la biodiversidad y en la regulación de sustancias tóxicas.

La resolución actual se viene gestando desde hace cincuenta años, y sus antecedentes se pueden rastrear en la declaración de Estocolmo en 1972 y sufrió mucho tiempo la oposición de potencias que temían por supuestos “cambios mayores” como consecuencia de su implementación.

El diseño de resolución fue elaborado por Costa Rica, Maldivas, Marruecos, Eslovenia y Suiza y fue bienvenida por el secretario general de la ONU; Antonio Guterrez quien había expresado previamente que la humanidad enfrenta un suicido colectivo si no actúa inmediatamente sobre el cambio climático.

“ES una herramienta importante para la responsabilidad y la justicia climática, el bienestar de la gente alrededor del mundo y la supervivencia de las futuras generaciones dependen de la salud de nuestro planeta”, agregó.

La resolución de la Asamblea se produce en un momento particularmente complicado del escenario ambiental en el que las consecuencias del cambio climático se tornan más y más acuciantes. Los incendios que destruyen ecosistemas, viviendas y ganado están creciendo en extensión e intensidad, en Europa exclusivamente 515 mil hectáreas se han incendiado en varios países y la ola de calor que también sufren sus habitantes se cobrado 2.000 vidas.

La sequía en el pitón de África está sumiendo a 13 millones de personas en el hambre. El aumento de la temperatura del agua está intensificando la desaparición de los arrecifes de coral, poniendo en riesgo la diversidad biológica marina que es una base fundamental de la vida marina y terrestre.

De acuerdo con una evaluación realizada por el Panel intergubernamental sobre el cambio climático (IPCC), se estrecha rápidamente la ventana de tiempo para bajar las emisiones globales y limitar el calentamiento en 1.5° C. por encima de los niveles preindustriales. Si no se toman a tiempo las acciones necesarias, el planeta se va a seguir calentando con desastrosas consecuencias.

Otro tema clave es el de la polución, un reciente observación de Lancet Planetary Health halló que la polución es responsable de la muerte prematura de 9 millones de personas al año.

Renombrados científicos han alertado que se han cruzado los límites en términos de la polución química, que amenaza con desestabilizar el apoyo vital de nuestro planeta.

Michelle Bachelet, la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos ha expresado que la resolución adoptada es histórica, pero que “la lelo afirmación de nuestros derechos no es suficiente”.

Enfatizó además que “la resolución es muy clara: los Estados deben implementar compromisos internacionales y extremar sus esfuerzos por entenderla”.

“Para sobrevivir y escalar debemos invertir en protección ambiental y social centrada en los derechos humanos, controlar la responsabilidad de gobiernos y empresas en daños ambientales, empoderar a la población para que actúe como agente de cambios hacia un medio ambiente sano y reconocer y sostener los derechos de aquellos más afectados por la degradación ambiental”, agregó Bachelet.

medio ambienteONUasamblea general de la ONUNaciones Unidasderechos ambientales

ARTÍCULOS RELACIONADOS

leer también