InicioMundoLa asesinato de presos políticos en las cárceles egipcias es el resultado...

La asesinato de presos políticos en las cárceles egipcias es el resultado de una política premeditada, según informe

Al menos tres presos políticos han muerto en cárceles egipcias en los últimos días según informó El Ojo de Medio Oriente (MME), el jueves pasado. Los tres habrían fallecido debido a las malas condiciones de higiene y salud dentro de las cárceles y ponen de manifiesto el brete de la violación a los derechos humanos en Egipto bajo el gobierno de Abdel Fattah al-Sisi-led.

Uno de los fallecidos era Mohammad Zake, de 50 años, quien se hallaba cumpliendo una sentencia de 15 años, dictada por un tribunal militar, por su participación en una protesta.

Las otras dos personas eran Hassan Abdullah Hassan y Shaaban Fouad.

De acuerdo con informes de distintos organismos defensores de los derechos humanos, Fouad es el vigésimo octavo preso político que muere en prisión en este año y se suma a los más de 1.100 muertes desde 2013, incluyendo la del expresidente Mohammed Morsa en 2019.

Los tres prisioneros murieron en las cárceles de Gamasa, Wadi al-Natrun y Shbein el-Koum. Sus muertes han sido atribuidas principalmente a negligencias médicas, según lo investigado por la Red egipcia por los derechos humanos (ENHR).

Ahmed Attar, del ENHR, afirmó que “las muertes fueron el resultado natural de los estándares mínimos de seguridad y cuidado de la salud de los internos y las falencias de las fiscalías para cumplir con su deber de supervisar las prisiones y establecer las responsabilidades en caso de violaciones a la ley”.

Las agrupaciones de derechos humanos han acusado a las autoridades egipcias de llevar adelante una política deliberada de negligencia médica en complicidad con el legislativo y el ejecutivo que legitiman las violaciones a los derechos humanos tanto adentro como afuera de las prisiones.

Alaa Abdel Fattah, otro preso político de alto perfil que mantuviera en su momento una huelga de hambre de seis meses, es ahora ciudadano británico y las malas condiciones sanitarias de la prisión lo ponen en peligro de muerte.

Fatah es una de las figuras más conocidas del levantamiento contra el gobierno de Hosni Mubarak en 2011. Él y su abogado Mohamed Baker, están en prisión desde 2019 con la acusación de difundir falsas noticias.

El gobierno contemporáneo de al-Sisi, surgido de un golpe de estado en 2011, ha desatado una masiva campaña represiva contra opositores, periodistas y defensores de los derechos humanos, muchos de los cuales han sido encarcelados.

Tal el caso de Mahmoud Hussein, periodista de Al jazeera que pasó cuatro años en prisión sin que se le haya formulado cargo alguno. Este miércoles fue libre su colega Ahmed al-Najdi, quien fue detenido en 2020 también sin cargos o acusaciones. Su liberación se debió probablemente a la reciente visita de al-Sisis a Quatar, cuyo gobierno financia a Al Jazeera.

A principios de este año, el gobierno egipcio ordenó el cese de las actividades de la red árabe por los Derechos Humanos (ANHRI), pero la organización ya había publicado un informe en el que se contabilizaban 65.0000 presos políticos en Egipto y denunciaba el creciente desprecio por la ley y el crecimiento del hostigamiento y la persecución policial contra la oposición.

EgiptoCárcelesDerechos Humanospresos políticos

ARTÍCULOS RELACIONADOS

leer también