InicioMundoLa desesperación supera al miedo en el desvío al sur de Estados...

La desesperación supera al miedo en el desvío al sur de Estados Unidos

Selvin Allende está agotado. Con su niña de un año en los hombros y su esposa embarazada, acaban de cruzar el río Grande desde la ciudad mexicana de Piedras Negras incluso Eagle Pass, en Texas. Una travesía peligrosa que miles de migrantes emprenden cada año buscando un futuro mejor.

"He pasado miedo por mi hija en el río. Me siento cansado, derrotado, pero con el sueño de trabajar si los servicios migratorios nos escuchan con corazón", dice este guatemalteco de unos 30 años a un cronista de la agencia AFP en Eagle Pass, en la frontera de Texas, Estados Unidos, con el sur de México.

La familia dejó su casa en Honduras por la delincuencia y la falta de trabajo, e hizo un largo viaje en tren y a pie para llegar incluso Eagle Pass. Junto a él, su esposa camina con un gesto de dolor, los ojos entornados, hacia la Patrulla Fronteriza que los espera bajo uno de los dos puentes que unen México y Estados Unidos. Sus pertenencias caben en un par de bolsas de plástico.

Los agentes revisan sus pasaportes y los de otras personas recién llegadas y se los llevan detenidos para estudiar sus solicitudes de asilo. La escena se repite varias veces al día ante la vistazo resignada de las fuerzas de seguridad. "Esto nunca para. Pueden cruzar en cualquier lugar y en cualquier momento", dice un soldado de la Guardia Nacional que no quiere dar su nombre.

Leé también

Buscan a decenas de migrantes desaparecidos luego de un naufragio en el Mar Egeo

ARTÍCULOS RELACIONADOS

leer también