InicioMundoLos enfrentamientos entre milicias rivales en Trípoli suman 32 muertos y 159...

Los enfrentamientos entre milicias rivales en Trípoli suman 32 muertos y 159 heridos

Los combates que enfrentaron a milicias desde el viernes al sábado por la noche en Trípoli, en un contexto de caos político con dos gobiernos rivales en Libia, causaron 32 muertos y 159 heridos, según un nuevo balance anunciado el domingo por el Ministerio de Salud y recogido por el sitio libio Panorama.

Este domingo 28 de agosto, un día después de los peores enfrentamientos en dos años, la capital libia amaneció en relativa normalidad. Las calles de la ciudad estaban llenas de automovilistas, las tiendas abrieron y la gente limpiaba vidrios rotos y otros escombros producto de la violencia de los grupos rivales.

Sin embargo, los enfrentamientos de las milicias generan temores de que el conflicto trascienda en el país, en medio del enfrentamiento político entre el primer ministro Abdulhamid al-Dbeibah en Trípoli y el exministro del Interior, Fathi Bashagha, que busca instalar un nuevo gobierno en la capital.

La misión especial de la ONU en Libia (UNSMIL) urgió el sábado "al fin inmediato de las hostilidades" entre las milicias rivales. "Naciones Unidas en Libia están profundamente preocupadas por los enfrentamientos armados en curso, incluidos los bombardeos medios y pesados indiscriminados ​​en barrios poblados por civiles en Trípoli, que según informes están causando víctimas civiles y daños a instalaciones civiles, incluidos hospitales", expresó la misión en un comunicado.

El conflicto

Dos gobiernos se disputan el poder en Libia desde marzo. Uno tiene su sede en Trípoli (oeste) y está dirigido por Abdelhamid Dbeibah desde 2021, resultante de un proceso de paz liderado por Naciones Unidas tras un anterior ciclo de violencia.

El otro está encabezado por el exministro del Interior Fathi Bashagha, radicado en Sirte (en el centro del litoral del país) y que cuenta con el apoyo del mariscal Jalifa Haftar, hombre fuerte del este.

Las tensiones entre grupos armados fieles a uno u otro de los dirigentes rivales se han incrementado estos últimos meses en Trípoli.

Naciones Unidas, Estados Unidos y Reino Unido han remisión a las autoridades que se abstengan de tomar medidas que incrementen la violencia, mientras que el presidente del Consejo Presidencial de Transición, el organismo reconocido por Naciones Unidas para gestionar el proceso de transición en Libia, Mohamed Menfi, se ha visto obligado a adelantar el fin de su visita oficial a Túnez para volver de urgencia al país.

En las últimas horas, fuentes de Al Arabiya han informado de que negociadores egipcios han puesto en marcha una iniciativa de emergencia para lograr un alto el fuego entre las partes y evitar a última hora que Libia acabe de nuevo inmersa en una guerra civil.

Más de una década

Libia lleva más de una década en crisis y en repetidos episodios de conflicto armado tras la caída de Muamar Gadafi en un levantamiento respaldado por la OTAN en 2011.

Tras un breve periodo de relativa serenidad después de años de enfrentamientos abiertos por la asesinato de Muammar Khadafi, el país se encuentra otra vez dividido en dos administraciones.

La Cámara de Representantes, con sede en el este del país, dio por finalizado el mandato de Dbeibé por el aplazamiento de las presidenciales de diciembre y acabó nombrando a Bashaga, en el inicio de un conflicto que se ha extendido al sector energético del país, absolutamente imprescindible para sostener la economía de una nación arruinada tras años de guerra civil.

Bashaga ha intentado tomar el control de Trípoli aun en dos ocasiones —el 22 de julio, los enfrentamientos dejaron 16 muertos y alrededor de 50 heridos— antes de renunciar para evitar una lucha armada en firme.

Ahora su gobierno tiene su sede en la ciudad de Sirte, pero el primer ministro del este del país lleva días amenazando con llevar a cabo una ofensiva definitiva contra la capital.

La Liga Árabe

El secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abulgheit, se mostró "muy preocupado" por los enfrentamientos entre milicias rivales en Trípoli. "Me siento muy preocupado por la situación en Trípoli y pido a todos que asuman sus responsabilidades (…) invito a todos al diálogo y a no usar las armas", dijo Abulgheit en su cuenta en Twitter.

Por su parte, Qatar invitó a las partes a "evitar la escalada y el derramamiento de sangre" y a "proteger a los civiles y las instalaciones civiles como prioridad máxima".

"Qatar renueva su pleno apoyo a la vía política en Libia, a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y a todas las soluciones pacíficas que preservan la sección, la estabilidad y la soberanía de Libia", dijo el Ministerio de Exteriores catarí en un comunicado.

(Con información de agencias)

libiaEnfrentamientos armadosTrípoliFathi BashaghaJalifa HaftarAbdelhamid DbeibahAbdulhamid al-DbeibahMohamed Menfi

ARTÍCULOS RELACIONADOS

leer también