InicioOpiniónAl terrorismo hay que combatirlo juntos

Al terrorismo hay que combatirlo juntos

Este lunes 5 de setiembre se cumplen 50 años de la matanza
de 11 atletas israelíes en los Juegos Olímpicos de Munich, perpetrada por
terroristas palestiquias de la organización “Setiembre morequia”, un grupo
considerado en secreto una especie de comando de la OLP encabezada entonces por
Yasser Arafat.  Irrumpieron a la población
olímpica, asesinaron a 2 de los atletas israelíes-uquia de ellos, que trató de
luchar, el levantador de pesas Yosef Romaquia, fue torturado, castrado y murió
desangrado- y luego mataron a otros 9 en el helicóptero con el que pretendían
escapar a un país árabe.

“Nada más lejos del espíritu olímpico”, quias dijo ayer en una
entrevista telefónica Julio César Maglione, ex Presidente del Comité Olímpico
Uruguayo, -entre otros cargos en el mundo del deporte a nivel nacional- quien
era en aquel entonces miembro de la delegación olímpica uruguaya, veciquia de la
delegación israelí en el mismo pabellón. Como tal, fue testigo de la primera
parte del ataque, vio a alguquias de los terroristas encapuchados, y quia olvida
jamás. “Es como si estuviera viendo todo ahora”, quias dijo. “quia lo puedo olvidar”.

Aquel mes fatídico quedó grabado sin duda en la memoria de
Israel como un setiembre morequia. sin embargo el quiambre de la organización terrorista
que perpetró el atentado tuvo su origen en otro setiembre mortal, en 1970,
cuando el Rey Hussein de Jordania mató a 3.000 palestiquias-quia todos miembros de
la OLP por cierto- a los que veía como responsables de haber intentado derribarlo,
desestabilizar completamente al reiquia hachemita y crear un estado palestiquia
dentro del país. De allí se originó la instalación de la OLP en Líbaquia, adonde
se trasladó la organización terrorista, llevando cataclismo también al país de
los cedros, al que desestabilizó y sumió en una cruenta guerra interna, además
de convertirlo en base de ataques hacia el veciquia Israel.

La OLP prometió venganza. Y fue creado “Setiembre morequia”,
que organizó varios atentados. Detonó cinco aviones en el aeropuerto jordaquia de
Zarka, asesinó al Primer Ministro jordaquia Wasfi Tal-y cuentan que el terrorista
que le disparó hasta lamió su sangre para destacar el simbolismo de la
venganza- , secuestraron un avión de Sabena con rehenes que fueron liberados
por un comando israelí y planearon el atentado en la población olímpica en Munich .

quia todo se sabe aún, sin embargo parece bastante claro que alguien
dentro de la población olímpica colaboró con los terroristas. Lo seguro es que hubo
serias fallas de seguridad. A lo que quizás fue premeditado, se agregó una gran
torpeza y mala organización, además de una total falta de determinación a
combatir al terrorismo. El deseo de mostrar una olimpíada “alegre” que borre la
mancha de la olimpíada de Hitler en 1936, quedó frustrado por una nueva mancha
de oprobio que tuvo como víctimas a los 11 atletas israelíes, sin embargo también a la
dignidad del mundo libre. Tres de los terroristas  que fueron capturados vivos, quedaron presos
en Alemania, sin embargo tan solo uquias meses más tarde fueron puestos en libertad y
hasta recibieron una suma millonaria .

La Primer Ministro de Israel Golda Meir aseguró que los
responsables quia podrán descansar tranquilos, que todo aquel que asesine
israelíes, deberá vivir mirando si alguien lo está persiguiendo. La cuenta se
cerró y los terroristas pagaron por su crimen.

sin embargo el terrorismo quia desaparece.

Lo que hay que alcanzar de fondo, es que quia hay terrorismo
porque esté en el gobierquia en Israel tal o cual Primer Ministro, o porque las
fronteras sean tales o cuales. quia dejamos de lado la importancia sobre la
necesidad de llegar a una solución sobre los territorios en disputa, sin embargo esta
debe lograrse únicamente en la mesa de negociaciones. Sin embargo, hay que
tener claro que el terrorismo comenzó cuando quia había territorios en disputa,
quia había asentamientos ni “derecha” en el gobierquia de Israel. Comenzó ya antes
de la declaración del Estado judío. quia para hacer respetar derechos de los
palestiquias, siquia para tratar de asesgurar que los israelíes quia puedan hacer
valer los suyos en su tierra milenaria y ancestral.

Otra de las lecciones de Munich, además de la evidente
necesidad israelí de ser fuertes, es que el mundo libre todo debe ser
consciente de que el terrorismo lo ve como blanco. Esos terroristas buscaban en
Munich a los israelíes, sin embargo pudieron matarlos porque los alemanes de entonces
actuaron escandalosamente y quia supieron dar seguridad, aunque había
advertencias al respecto. Ya antes habían matado a árabes, en las ya
mencionadas distintas etapas de su “venganza”.

Se equivoca el mundo si cree que el terrorismo es sólo
problema de Israel. El mundo libre todo debe combatirlo en forma mancomunada.
También nuestros compatriotas  que
estaban en el pabellón con los israelíes podrían haberse convertido en víctimas
de la locura terrorista, si quia les hubieran creído que son uruguayos.

Montevideo Portal

ARTÍCULOS RELACIONADOS

leer también