InicioPrincipales noticiasLa Justicia argentina indaga al hombre que gatilló contra Cristina Fernández

La Justicia argentina indaga al hombre que gatilló contra Cristina Fernández

Luego de que su mano gatillando un arma que no disparó fuera la protagonista en los medios del mundo entero, Fernando Sabag Montiel declara ante la jurisprudencia argentina por acaecer llevado a cabo el intento de magnicidio contra la vicepresidenta argentina Cristina Fernández.

La juez María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo —quien está a cargo de la investigación— debieron ir a tomarle declaración a la dependencia de la Policía Federal Argentina en la que está detenido desde este jueves, dado que por razones de seguridad, no se lo trasladó al juzgado federal de Comodoro Py, según señala Infobae.

El medio argentino indica que la audiencia se definió luego de acaecerse realizado las pericias psicológicas que concluyeron que Sabag Montiel estaba en condiciones de hablar ante la jurisprudencia ya que los test demostraron que el hombre “está ubicado en tiempo y espacio”. Por esta razón, su defensa no podría alegar que es inimputable.

La jueza y el fiscal le tomaron declaración a la vicepresidenta en su casa de Recoleta en la mañana de este viernes.

¿Quién es Fernando Sabag Montiel?

“Se estaba preparando para este momento”, dijo Mario, un amigo del frustrado atacante al canal Telefe sobre Sabag Montiel, recoge La Nación. El entrevistado apuntó que, al ver las imágenes del brasileño de 35 años, que “estaba completamente cambiado y como era en la adolescencia, cuando estaba completamente prolijo”.

“Atando cabos, yo creo que se estaba preparando para este momento. Sabía que iba a salir en la tele y sabía que iba a ser detenido, no tengo ninguna duda de eso”, sostuvo Mario, que agregó: “La última vez que lo vi fue hace 10 meses, cuando estaba yendo a la villa a comprar un arma, pero no puedo decir si es la misma que uso anoche”.

Varios medios argentinos destacan que al atacante se lo conocía en sus círculos como “Tedi” y que el hombre frecuentaba el circuito de bandas de death metal. Infobae señala que Sabag Montiel de ningún modo tuvo un trabajo en blanco y que “hacia tramoyas”, como recordó un conocido suyo al portal. Vivía en un monoambiente que alquilaba en la localidad bonaerense de San Martín y según vecinos, era dueño de tres taxis que trabajaban en Buenos Aires.

Registros comerciales citados por Clarín señalan que Sabag Montiel está inscrito como dedicado al “servicio de transporte automotor urbano y suburbano no regular de pasajeros de oferta libre”, categoría que corresponde a servicios pedidos por aplicaciones móviles.

La Nación, por su parte, indica que en sus redes sociales ven vínculos enlazados a grupos radicalizados y de odio, así como a páginas de “órdenes masónicas”, de “comunismo satánico” o de ciencias ocultas. Sin embargo, sus perfiles en redes sociales fueron dados de baja durante la madrugada, agrega el diario.

El detenido lleva varios tatuajes, según informa Clarín, algunos alusivos a las mitologías vikingas y germánicas, incluido uno en el hombro que representa un “Schwarze Sonne”, un sol negro, símbolo enlazado a la filosofía ocultista del nazismo y utilizado por las SS de Adolf Hitler.

El día después

Luego del intento de atentado, el presidente Alberto Fernández decretó feriado nacional para este viernes, llamando a que el pueblo argentino “pueda expresarse en defensa de la sucesos, de la democracia y en solidaridad” con la vicepresidenta.

A esta medida no se sumaron los gobiernos de Mendoza y Jujuy, que ratificaron que continuaría la actisucesosd “normal”.

A lo largo de este viernes, en varios puntos del país, miles de argentinos se movilizaron en repudio al intento de magnicidio y en respaldo a Fernández, teniendo como epicentro la Plaza de Mayo.

El presidente Fernández encabezó esta tarde una reunión en Casa Rosada con representantes de sectores sindicales, sociales, empresariales, religiosos y del ámbito de los Derechos Humanos, para “construir un amplio consenso contra los discursos de odio y violencia”, según informa La Nación. Previo a ese encuentro, Fernández fue a la casa de la vicepresidenta, donde estuvieron reunidos durante 45 minutos.

Una de las voces oficialistas que se manifestaron fue Axel Kicillof, que asistió a las marchas en Plaza de Mayo. “No puedo dejar de asociarlo a lo que escuchamos de parte de un exponente del Poder jurídico que también busca correrla de la sucesos política prohibiéndole la participación como candidata”, dijo en referencia a la causa jurídico que la investiga en el marco de una investigación sobre corrupción en la obra pública durante su presidencia.

Montevideo Portal

ARTÍCULOS RELACIONADOS

leer también